MAscotas, Animales y Plantas
Mascotas, Animales y Plantas

Consejos para usar tu faja reductora de forma correcta.

¿Quieres moldear tu cuerpo pero desistes de la faja al primer intento?

No te afanes, como todo lo nuevo es normal que te sientas extraña y seas consciente de lo que traes! pero no te desesperes, pronto olvidarás que la llevas puesta y sentirás que se ha convertido en tu mejor aliada.

Sólo sigue estás cinco recomendaciones y cambiará tu figura para siempre y sin que te des cuenta…

  • Compra una faja que corresponda a la talla de ropa interior que usas normalmente; Muchas personas deciden comprar una talla inferior a la suya, pero ten cuidado!! estas prendas están especialmente confeccionadas para que obtengas la compresión necesaria de acuerdo a tus medidas de contorno, el uso de ellas debe ser imperceptible sin convertirse en una pesadilla!
  • Incrementa el tiempo de uso conforme pasan los días; Puedes iniciar llevándola puesta por un tiempo corto e ir aumentando gradualmente, por ejemplo: el primer día puedes usarla durante 1 hora, al día siguiente la dejas 2 horas y al día siguiente más tiempo…hasta que te acostumbres y ni siquiera la sientas. Hazlo siempre en la mañana! No lo olvides.
  • No duermas con faja; (a menos que lo requieras como proceso de recuperación en una cirugía estética), de lo contrario no es recomendable por que la piel necesita respirar para llevar a cabo su regeneración celular, además podríamos generar problemas circulatorios a largo plazo, y qué decir de lo tedioso que resulta no tener un buen descanso, debemos permitir que las hormonas encargadas de regular nuestro apetito puedan realizar su trabajo con normalidad en las horas de la noche.
  • No la uses al tomar tus alimentos; No creas que por esta razón vas a consumir menos, para lograrlo debes estar muy consiente de tus hábitos, recuerda que no se trata de comer menos si no de saber comer. En cambio, lo que si vas a lograr es que la presión te produzca acidez y otras alteraciones digestivas. Así que disfruta tu platillo sin remordimientos y deja que tu faja modele tu figura en sus propios tiempos!
  • Complementa la acción de tu faja con cremas o geles; Qué mejor dupla que aplicar una crema reductora, reafirmante o nutritiva con suaves masajes que activen la circulación antes de vestirte. Esta increíble combinación te sorprenderá en cuanto te mires al espejo!

No esperes más! comienza tu proceso de cambio ahora mismo…

angelica beltran